Accidente típico en STOP y ceda el paso

Los cruces e incorporaciones provocan casi la mitad de casos de esguinces cervicales

Los Stop son uno de los puntos negros en los que se producen más esguinces cerviales.
Así es, el no respetar ciertas señales de tráfico o bien, el hacerlo con excesivo celo (detenerese completamente en un ceda el paso aún cuando nadie se aproxima) son los causantes de más de la mitad de casos de esguinces cervicales en España.

Así se desprende de un estudio independiente de elaboración propia sobre más de 100 casos de heridos con esguince cervical de los últimos 2 años. Del análisis de estos se desprende que:
  • Cerca de un 40% de los heridos por esguince cervical en choques por detrás fueron golpeados por otro coche en un ceda el paso o Stop en el que se encontraban detenidos.
  • Más de un 30% sufrió también el choque por detrás detenidos en un semáforo en rojo o naranja.

En la mayoría de los casos, se trata de lesiones leves provocadas al ocupante del vehículo delantero, al que también ocasionaron en algunos casos traumatismos. Además, hay que reseñar, que en el caso de vehículos con dos o más ocupantes, todos ellos, pueden sufrir un esguince cervical por esta misma causa, y, por supuesto, con todo el derecho a exigir una indemnización máxima por ello.

Del estudio se puede concluir que, el despiste de los conductores y, porque no decirlo, las prisas en muchos casos, tienen estas consecuencias que pueden dejar secuelas incluso de por vida.

No hay comentarios: