Mi experiencia con el seguro y con el abogado

Una historia real de lo que me sucedió con un esguince cervical

Los seguros, buenas palabras al principio, pero luego....
Corría el año 2007, hace ya casi 10 años de esto, mi mujer y yo circulábamos con nuestro vehículo por la autovía A6 de Madrid, en sentido de entrada a la capital, nos incorporamos a la misma a la altura de Las Rozas/Majadahonda, con tan mala suerte que nos encontramos con una retención en la misma, por lo que tuvimos que frenar (yo conducía), el destino quiso que, el coche que circulaba detrás no fuera capaz de frenar como hizo el mio, por lo que nos golpeó por detrás. 

¿Qué ocurrió entonces?


Yo tuve la suerte de ver venir el golpe por el retrovisor, por lo que el mismo me pilló totalmente atento y no tuve ningún, repito, ningún problema, en cambio, mi mujer, que viajaba conmigo en el asiento del copiloto la pilló con el cuello torcido y desprevenida, pues miraba hacia el atasco por mi ventanilla. Mi coche apenas quedó dañado, pero no así el que nos golpeó, que tuvo que llamar a una grúa y cambiamos los datos del seguro con normalidad para dar los correspondientes partes. Es lo que nos han enseñado no. Pagamos un seguro, hacemos un parte amistoso y listo... ¡pues no!

Mi mujer, herida, aunque apenas se había dado cuenta de ello

El esguince le provocó fuerte dolor de cuello y espalda ¡varias horas después!
Así es, cuando nos subimos de nuevo al coche para continuar el camino, ella me comentó que le dolía "un poco" el cuello, pero que no era nada, como yo ya sabía algo de los esguinces cervicales, que suelen dar síntomas más adelante, decidí que lo mejor era pasar por el hospital y que la vieran, fuimos al antiguo hospital de Puerta de Hierro, dónde la hicieron una radiografía con un diagnóstico del médico fue claro "Esguince cervical", el tratamiento que le puso el doctor fue, "Calor local y anti inflamatorios" por lo que compramos una manta térmica eléctrica y los analgésicos, después, visita al de cabecera para que le diera la baja.

¿Que pasó con la baja y el seguro?

Mi mujer se levantó al día siguiente, bueno, mejor dicho, no se levantó, tuve que ayudarla pues tenía fortísimos dolores en la espalda y no podía incorporarse en la cama, aún así, analgésico y a trabajar, sin coger un sólo día de baja, por motivos laborales prefirió no hacerlo y "sufrir" en silencio, yo, por mi parte, decidí comentarle a la persona que llevaba mi seguro lo que había ocurrido, y la dije que suponía que el seguro nos pagaría la manta y las pastillas, cual fue mi sorpresa cuando me dijo, "No, si no se ha cogido la baja no hay ninguna indemnización", estamos hablando de apenas 30 € entre ambas cosas o menos...

Me puse en manos de un abogado especializado en accidentes

abogado especializado en accidentes de trafico
Así es, me puse en contacto con un amigo especializado en estos temas (los abogados que encontráis en esta mi web), al que le conté la historia y nos dijo que por supuesto que había derecho a una indemnización y se pusieron manos a la obra, los pasos a seguir fueron:
  1. Denunciar al conductor del otro vehículo (sin problemas para el otro, para eso están los seguros)
  2. Reclamar los daños sufridos (Al seguro del otro vehículo, por supuesto)
Y es que no queríamos "putear" al chico que conducía el otro coche, y como sabéis, no pasa nada, aunque se le denuncia al conductor, se va contra el seguro...

Un tiempo después, no diré que fuera corto, mi mujer recibió una citación del juzgado de Plaza de Castilla para que la viera el médico forense, allí acudió con todos los informes médicos acumulados en todo ese tiempo y el mismo estuvo valorando sus lesiones y secuelas, con el informe que este remitió al juzgado se llegó un acuerdo entre los abogados, mi mujer y el seguro contrario, se pactó una  indemnización de 4.800 € por los daños y secuelas sufridos, cantidad libre de impuestos y de la que sólo tuvimos que retraer un pequeño porcentaje para los abogados, ya que el seguro de mi coche, además de caro, no tenía cobertura jurídica (algo que si incluyen actualmente casi la totalidad de los seguros), si no, la indemnización hubiera sido íntegra para nosotros.

Por todo ello, os animo igualmente a reclamar en caso de accidente y no conformaros, no merece la pena aceptar unos pocos euros (en el mejor de los casos) cuando tenemos la posibilidad de percibir indemnizaciones mucho mayores...

Y aprovecho para actualizar este post con algo muy importante y ha tener en cuenta, es vital acudir al médico dentro de las 72 horas posteriores al accidente, para evitar que la aseguradora se salga con la suya y se ampare en el artículo 135 del nuevo Baremo que habla de los traumatismos menores de la columna vertebral

Echad un vistazo a ese contenido si habéis tenido un accidente reciente y sospechais que podéis tener un esguince cervical o, simplemente, por si acaso. 

No hay comentarios: