El alto coste del esguince cervical

El coste de las cervicalgias

coste de las cervicalgias
LAs cervicalgias tiene un alto coste social pero no es culpa de las víctimas
La Sociedad Española de Traumatología Laboral advierte del "altísimo coste social" que supone el latigazo cervical en la sociedad actual.

Los accidentes de tráfico son la causa principal de esta lesión que, según los especialistas, resulta "difícil e incómoda de afrontar.

El latigazo o esguince cervical es para la Sociedad Española de Traumatología Laboral (SETLA) una cuestión "difícil e incómoda de afrontar y que supone un altísimo coste social en general y en especial en el mundo laboral". Así lo destacó el presidente del comité organizador del último congreso de la Sociedad, Carlos Villas Tomé, especialista del Departamento de Traumatología de la Clínica Universitaria de Navarra.




El latigazo cervical supone "más que una patología, un mecanismo lesional en el que, presuntamente, se producen unas afecciones musculoligamentosas sin lesión ósea visible", advierte el doctor Matías Alfonso, especialista del departamento de Traumatología de la Clínica Universitaria de Navarra.

Entre las principales causas que desencadenan el latigazo cervical figuran los accidentes de tráfico, "sobre todo cuando el golpe del otro vehículo se recibe por detrás, produciéndose un mecanismo de hiperextensión del cuello".

El tratamiento habitual que se aplica para el latigazo cervical consiste en medicación analgésico-antiinflamatoria, rehabilitación con masajes, medidas físicas decontracturantes y, una vez pasada la fase aguda, la práctica de ejercicios de musculación de cuello.

¿Quién debe asumir el coste social de los esguinces cervicales?

Desgraciadamente, parece que se tiende a culpabilizar a las víctimas, a tratarlas como malas personas que lo único que quieren es obtener el máximo dinero posible, no negamos que haya estafas en el mundo de los seguros, pero se producen en las dos direcciones...

Tan estafador es el que finge dolor como el que a una persona se lo niega porque ha tardado más de 72 horas en ir al médico. Todos pagamos los seguros religiosamente, es más, nos obligan por ley, por tanto, la misma ley debería amparar siempre en primer lugar a las víctimas y contribuyentes. Del mismo modo, actuar con todo rigor frente a las posibles estafas, pero no hacer pagar a justos por pecadores...

Creo que mi opinión queda clara.

No hay comentarios: